Mar, 27/06/2017 - 11:02

Petya Ransomware, está atacando a equipos informáticos de un buen número de multinacionales, entre las que destacan la firma de abogados DLA Piper, la compañía de alimentación Mondelez, Maersk, o los laboratorios Merck; y como en el caso del ataque del Wannacry, todavía se desconoce tanto el alcance como la autoría  detrás de esta infección.

Los atacantes obligan al pago de 300 dólares en bitcoin y enviar un justificante de transferencia a un dirección específica de correo, por lo que de momento, y a la espera de una solución, aceptar el chantaje parece, hasta ahora, la única forma de acceder a los archivos cifrados. Como en el caso del WannaCry, el ransomware se está expandiendo por el interior de las redes corporativas de estas grandes empresas, por lo que la mayoría de ellas están comunicando a sus empleados que desconecten sus equipos.